Zlatan Ibrahimovic regresa a Milán

Si existe un jugador en la actualidad capaz de acaparar portadas por su forma de actuar más que por sus actuaciones dentro del terreno de juego, ese es Zlatan Ibrahimovic. A sus 38 años, el futbolista sueco ha regresado a la disciplina del AC Milán, y desde que aterrizó en la ciudad italiana, no ha dejado indiferente a nadie. 

El equipo milanés no atraviesa su mejor temporada a nivel deportivo, muy lejos de las posiciones altas de la tabla, y encima viendo como su vecino, el Inter de Milán marcha líder de la clasificación y es firme candidato según los pronósticos deportivos al título de liga, entorchado que no alcanza desde 2010. Una década de sequía que podría acabar este año de la mano de Antonio Conte. 

Criticado desde la distancia 

En sus dos años en el fútbol estadounidense, el rendimiento deportivo del futbolista sueco ha ido disminuyendo hasta el punto de buscar una salida hacia otro club. En la MLS no se le echará de menos, pues existen otros jugadores extranjeros que dan caché a la liga y por supuesto más implicación a nivel deportivo. 

Las primeras críticas a su rendimiento no han tardado en llegar. Sebastián Saucedo, actual jugador de Pumas con pasado en la MLS, ha ensalzado a su compatriota Carlos Vela y de paso ha lanzado un dardo al sueco, diferenciando entre el compromiso y sacrificio del mexicano en cada entrenamiento y partido y la parsimonia de Ibrahimovic, que según Saucedo se pasaba los partidos caminando, no dignificando así la competición. 

La duda acerca de las declaraciones del joven extremo es saber si de verdad opina eso o si ha usado al delantero del AC Milán como escaparate mediático para aumentar sus opciones de ser seleccionado para el preolímpico con Estados Unidos, después de preferir ser seleccionado por los norteamericanos antes que por México. 

El retorno del rey  

La llegada de Ibrahimovic a Milán no ha supuesto el revuelo y la expectación que un jugador de su clase y su historia en la ciudad podría generar. La tendencia que sigue el AC Milán las últimas temporadas, acostumbrado a traer viejas glorias al equipo, no ha traído éxitos de un tiempo a esta parte, lo que ha provocado que la afición lo vea como una más de las muchas que lo dirigentes han protagonizado estos años. 

No obstante, Zlatan es un jugador tremendamente carismático y con una capacidad de liderazgo insuperable, algo que quizá eche en falta el Milán esta temporada. Si su técnico consigue engranar bien las piezas para liberar de trabajo defensivo a un futbolista ya de 38 años de edad y nutrirle de buenos balones cerca del área, es posible que sea un buen fichaje y el equipo pueda escalar puestos en la clasificación. 

Si el delantero sueco encuentra la motivación y la inspiración, volverá a brillar como ya hizo hace casi 8 años, cuando era el rey del equipo. Los destellos de calidad siempre estarán en el repertorio de Zlatan Ibrahimovic pero para rendir a buen nivel en la élite necesitará de algo más que florituras y picardía.

En todo caso, siempre nos quedarán las ruedas de prensa del sueco para echarnos unas risas y disfrutar de la cara más extrovertida, controvertida y divertida del futbolista sueco. 




Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*