Historias de robos y estafas en casinos

casino

Desde los comienzos de la historia del cine, se han creado películas en la que el o los protagonistas son los casinos y los juegos de casino. Seguramente, esto sucede por la gran atracción que ejercen estas casas tradicionales de apuestas. La mayoría son lugares de lujo y esparcimiento, por lo que generan diversión pero también un poquito de misterio.

De la misma manera que atrae a los directores y guionistas de cine, lo hace con bandas de delincuentes. Esto ha tenido como consecuencia una gran variedad de robos y estafas en los casinos. A pesar del paso del tiempo, estos hechos delictivos no pasan de moda, y también se ven reflejados en el cine.

Los juegos en los que estafadores de casinos ponen su ingenio con más frecuencia es la reina de los juegos: la ruletas. Aunque es uno de los juegos con más historia, nunca pierde su atracción para los jugadores honestos y los no tan honestos. Por ejemplo, en el año 2017 en Argentina, descubrieron una banda que se dedicaba a alterar ruletas electrónicas con un dispositivo especial en los casinos para ganar siempre. En realidad, este es solo un ejemplo de una cantidad increíbles de trucos, estafas, robos a los casinos en sus diferentes juegos.

Los robos más famosos

Aunque los robos a casinos quizás no sean tan espectaculares y glamorosos como los de las películas, los casinos han sufrido una gran cantidad de atracos durante su larga historia. Naturalmente, los que se llevan el primer lugar dentro de los casinos más robados de la historia son algunos de los más famosos casinos de La Vegas como es el caso del Bellagio.

Existen historias increíbles de robos en casino en las que los ladrones eran empleados de la empresa, como el caso del Stardust en le cual un cajero llamado Bill Brennan desapareció con quinientos mil dólares en una bolsa y nunca se supo más de él.

Sin dudas, los casinos y sus juegos se llevan muy bien con el cine, y seguramente en el futuro habrá más historias impresionantes sobre ellos en la  pantalla.




Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*