El Irreversible Camino al Periodismo Digital

Aunque no se puede decir que la prensa digital comenzó exactamente en 1994 sí se puede decir que su auge verdadero comenzó en este año. Fueron más de 60 publicaciones que aparecieron en la Web por esta época, y fue Estados Unidos el país pionero de estas experiencias. En sus inicios el periodismo digital poco se diferenciaba del periodismo en papel. El primero no era más que una transposición a la red de las noticias que aparecerían en la edición hecha de papel. Incluso manteniendo  el mismo formato. Claro que la revolución virtual ha abarcado todos los campos, no solo el de las noticias, y usted puede hacer una búsqueda con el tema información casino euroking y obtener los resultados con la misma inmediatez que obtiene los de las elecciones presidenciales en cualquier país del globo.

El periodismo virtual es más participativo

Con la práctica, y la experiencia acumulada en los últimos años, el periodismo digital ha reclamado su propia hechura,  y ahora cuenta con formas muy propias y específicas de trasmitir la información y de expresar las ideas. Pero lo que quizás lo diferencia aún más de la prensa escrita es la posibilidad de que los lectores participen en el contenido de la noticia o que discutan con el autor del artículo o del reportaje sus ideas y puntos de vista. A menudo se puede leer, a continuación de la noticia o el artículo de opinión, gran cantidad de comentarios que sobrepasan, con mucho, el contenido de la noticia publicada.

La información visual se enriquece cualitativamente

Esto ocurre en cualquier campo de la información, no solo en deportes y política, que son los temas de los cuales todos tenemos opiniones más o menos acertadas. Estas discusiones que se pueden suscitar en la prensa virtual le dan un cierto carácter democrático a esta forma de comunicación, la cual, hasta su advenimiento, le estaba negada a la gran masa lectora. Eso sin contar lo que, sin duda alguna, representa una ventaja inestimable, que es el uso de los recursos audiovisuales, fundamentalmente los vídeos, los cuales están totalmente prohibidos para la prensa escrita sobrepasan aquello de que “una imagen vale más que mil palabras”.




Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*